Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales

Contáctenos


 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

izquierdo
 
 

El autor analiza el fenómeno del trueque y sostiene que puede constituirse no solamente en puntapié inicial para la reconstrucción de nuestras economías regionales, sino además, en el motor de cambios sociales e institucionales cuyos alcances hasta el momento son difíciles de precisar.

El Trueque: ¿simple estrategia de supervivencia o génesis de un nuevo orden social ?.

Por Francisco José Pestanha

“Cuando se usa una rueda, treinta rayos se vuelven uno; ... el uso que damos a una jarra modelada en arcilla se debe al hueco de su ausencia; en una casa, las puertas, las ventanas, son usadas por su vacío; ... Así nos ayuda lo que no es, a usar lo que es”.

Lao-Tse

Cada viaje constituye una nueva experiencia. La suma de todas las experiencias por las que transcurre la existencia de un individuo compone su forma de ser y de pensar. En particular esta práctica (el viaje),  produce en nuestra especie una desvinculación transitoria con la propia cotidianeidad, colocándonos en un estado que nos posibilita aprehender con cierto grado de sosiego, las cualidades de lo observado.

Recientemente y en un intento de huir cuanto menos por un breve lapso de ese estado habitual de desasosiego en el que comulgo con gran parte de mis compatriotas, he tenido la oportunidad de contemplar una experiencia ciertamente gratificante y que deseo compartir con los eventuales lectores. 

En efecto, en un reducido recorrido por la  Patagonia Argentina, he podido observar muy de cerca como, a pesar de la insondable crisis económica, ética y simbólica por la que atraviesa nuestro país, muchos compatriotas - creatividad y empuje mediante – se las arreglan para reconstruir un destino individual y colectivo.

Me refiero particularmente al fenómeno social que promete instituirse en una tentativa concreta para la reconstrucción de las economías regionales, pero que además amenaza con extender sus aristas a otros campos de la vida comunitaria, es decir al trueque.

El vocablo trocar nos sugiere a otros como permutar, mudar, variar o alterar. En su sentido mas específico, significa simplemente cambiar una cosa por otra de igual o similar valor. Este antiquísimo sistema de intercambio de bienes y servicios, que se constituyó en uno de los orígenes de lo que hoy se conoce como economía, ya se ha expandido a lo largo y a lo ancho del territorio nacional en una innumerable cantidad de nodos, donde una incalculable cantidad de familias argentinas, intercambian desde materias primas hasta servicios profesionales por fuera del mercado formal.

El trueque se ha convertido así en la Argentina de hoy, en una experiencia socio – económica sumamente dinámica y promisoria, en especial en la denominada comarca andina del paralelo 42, región de nuestro país constituida por localidades pertenecientes a dos provincias: Río Negro y Chubut.

 

El Bolsón, Lago Puelo, El Hoyo y Epuyén,  forman un núcleo social  y productivo que se extiende a través de valles fértiles, rodeados de un entorno natural de una belleza y riqueza inconmensurable. Su población altamente heterogénea, donde se entrecruzan antiguos pobladores, colonos y diversas migraciones internas e internacionales, ya posee vasta experiencia en este sistema de intercambio.

En particular, en la ciudad  de El Bolsón, existe una amplia tradición en trueque que se remonta hacia dos décadas. Además, su municipio fue uno de los primeros en el país (1996) en aceptar pago de tasas retributivas y de servicios en especie y con trabajo, institucionalizando así a nivel publico, un sistema de compensación no dineraria.

La destrucción durante la segunda década infame de las economías regionales, entre ellas la de la región que nos ocupa, hizo mella hasta en los más pequeños sistemas productivos locales, deteriorando paulatinamente no sólo todas aquellas unidades de producción agrícola - ganadera y artesanal, sino además, menoscabando las mismas bases de la cultura productiva. El cortoplacismo especulativo llegó incluso a esos lares donde la tierra dejo de ser un factor de producción transformándose lentamente en un factor especulativo.

Ahora bien, ¿en qué consiste este fenómeno en el que hoy de encuentra integrada más del 40 por ciento de la población de la región?. Muy simple: los pobladores se organizan en los denominados “nodos”. Un nodo básicamente es un mercado, constituído por una cantidad determinada de personas que ofrecen e intercambian bienes diversificados en un espacio físico determinado y donde (dicho intercambio) está sujeto a una serie de normas predeterminadas, sancionadas a través de procedimientos específicos.

El universo de bienes y servicios que se intercambian es amplio y variado. Materias primas, bienes muebles e inmuebles, de producción, productos elaborados, servicios personales y profesionales, constituyen el plexo de productos que se someten a un mecanismo de oferta y demanda muy particular. 

            Pero mas allá de que esta verdadera estrategia de supervivencia se haya adoptado inicialmente para superar el deterioro estructural de la economía, la incidencia de este fenómeno se expande hacia varios aspectos que resulta importante destacar;

- Incidencia del trueque la economía. 

            Un nodo es físicamente muy similar a un mercado o una feria pública. Hay puestos o stands donde los individuos o las familias ofrecen sus mercaderías a otras quienes a cambio de ellas, no ofrecen dinero corriente sino otras mercancías de igual o diferente naturaleza. En el caso puntual de la comarca, gran parte de esos nodos funcionan en las escuelas públicas.

Imaginemos ahora un nodo concreto formado por una cantidad determinada de puestos. Allí la gente concurre no solamente con todos aquellos elementos que ya no utiliza en su hogar, sino además con mercancías de elaboración propia. Cabe aclarar, para quien resulta neófito en la cuestión, que en un nodo puede trocarse desde una licuadora en buen estado que ya no se utiliza o un automóvil, hasta frascos de dulce de producción casera o ganado en pié, convergiendo allí desde bienes en desuso hasta productos con alto valor agregado.

En cuanto a las denominadas mercancías en desuso (sobrantes o excedentes), la situación es simple: encuentran un mercado que antes no existía y permiten satisfacer diversas necesidades sin incidencia en la producción concreta ( Ej. trueque de un libro por un  disco compacto).

Pero cuando nos concentramos en los productos de elaboración casera inclusive aquellos de bajo valor agregado que otrora no encontraban mercado o que simplemente se utilizaban para consumo familiar, la cuestión se complejiza. ¿ Por qué?.

            Porque al crearse un mercado concreto donde colocar dichos productos, los individuos comienzan a optimizar recursos ociosos. Piénsese en una pequeña chacra con frutales donde el producto de los mismos era destinado a consumo, o simplemente no se consumía y ahora puede ser  colocado en un mercado concreto a un valor aceptable para el productor. Inmediatamente comienza a producirse un fenómeno de expectativa y proyección de aumento de la producción y de inversión. 

Lo que permite el trueque entonces es crear un mercado para diversos productos donde ántes no lo había, situación que genera una expansión de la economía coadyuvado por la emisión de valores representativos. En efecto este tipo de mercados funcionan con un adicional de créditos. Ellos se constituyen en una suerte de moneda que se utiliza principalmente para complementar el trueque a efectos de satisfacer un adecuada ecuación en el valor de intercambio o para adquirir mercaderías.

Para asociarse al club del trueque,  hay que integrar una insignificativa cantidad de dinero que creo recordar son dos pesos a cambio de lo cual, se asigna al asociado 50 créditos que pueden utilizarse en cada nodo para adquirir mercancías o para complementar una determinada permuta. Esta verdadera emisión monetaria hoy se ha expandido hacia fuera de los nodos y empieza  a incorporarse en el mercado formal de bienes y servicios. Un ejemplo de ello pude observar en el recital de un conocido cantautor uruguayo, donde se llegaron a aceptar créditos para abonar la entrada al espectáculo.

Además, existen mecanismos de préstamos que permiten a los asociados adquirir maquinarias para la fabricación de productos que permitirán en el futuro sustituir las importaciones hoy limitadas por el tipo de cambio, hecho que además podría constituirse en el origen de nuevas instituciones bancarias no sujetas a la usura que caracteriza al actual sistema financiero.

-         El trueque y el comercio formal.

|           Puede imaginarse el lector la reacción de los comerciantes cuando el sistema de trueque comenzó a expandirse. Protestas y lobbies de todo tipo sobre el sector político comenzaron a multiplicarse. Pero ante la imposibilidad de establecer regulaciones a esta modalidad de intercambio, la actitud de muchos comerciantes fue la de incorporarse paulatinamente a los diversos nodos.

            Así, hoy puede encontrarse a muchos de los comerciantes de la zona integrados al sistema de trueque, inclusive promocionando descuentos a los asociados y estableciendo nuevas modalidades de vinculación comercial.

-         El trueque: liderazgos y regulación social .

Una de las aristas más interesantes de este fenómeno consiste en las regulaciones que se establecen para el funcionamiento de este tipo de mercado. La materialización de un nodo, implica la preexistencia de una serie de reglas que regulan el intercambio de los bienes que allí se ofrecen.

Téngase presente que este sistema en principio, se sustenta en el valor de la palabra dada. El intercambio se consuma a través de la formulación de acuerdos que una vez sellados, deben ser respetados a rajatabla.

Además, hay ciertas normas que regulan los horarios de funcionamiento y las condiciones del intercambio. Se castiga desde la omisión de declarar los vicios ocultos o desperfectos en las mercancías hasta los comportamientos inadecuados apartados de la ética del trueque.

Ello implica, por una parte, la emergencia de un verdadero proceso de recuperación y reformulación de valores éticos y morales sociales, pero además una particular actividad normativa que surge de acuerdos colectivos y nuevos consensos .

Por último se observa un sistema de determinación rotativa de responsabilidades que van desde las tareas de limpieza y ordenamiento de los espacios físicos utilizados para el trueque, hasta la interpretación de la normas aplicables y de las sanciones para su incumplimiento. Estas acciones por una parte dan lugar a una suerte de re -institucionalización cuyos alcances son difíciles por ahora de precisar, pero por otra parte al nacimiento de nuevos liderazgos sociales, tema sobre el cual me dedicaré en un próximo trabajo.

-  Algunas conclusiones .

         La Argentina ha sido conducida en estos últimos años hacia un proceso de deterioro estructural y de denigración colectiva inédito en nuestra historia. El régimen que gobernó los destinos de la patria durante los últimos 25 años ha destruido hasta los más elementales estamentos de organización y ha corrompido hasta el límite de lo imaginable los lazos sociales.

            Los argentinos más allá de las protestas que espero se multipliquen y que terminen por derrumbar de una vez por todas el orden material y simbólico impuesto por el sector especulativo y financiero que se apoderó de los resortes del poder, nos encontramos  generando nuevas formas de autoorganización y los mercados de trueque para quien les escribe, se constituye en una de los mas importantes.

            Cabe aclarar que el  fenómeno descripto en este trabajo no se circunscribe de manera alguna la región analizada, sino que se extiende  hacia los mas de 5000 nodos que funcionan actualmente en el país. Su potencial es incalculable. El primer club del trueque fue creado en la Provincia de Buenos Aires en 1996 como grupo de autoayuda y sus líderes, a quienes he tenido oportunidad de escuchar, poseen una lucidez admirable.

            El sector político - una vez más - sigue ignorando este tipo de fenómenos.  Preocupados por organizar reuniones de auto - análisis, auto - reflexión y auto - contención para intentar asimilar la perdida absoluta de su representatividad, continúan – salvo honrosas excepciones – dándole a la espalda a todos estos nuevos mecanismos, mediante los cuales nuestros compatriotas están intentando recuperar nuestro propio destino. Será quizás porque intuyen que de este tipo de organizaciones sociales, surgirá  parte de los  líderes que los substituyan en la conducción de la cosa pública.

            Para finalizar, debo reconocer que el sistema de trueque esta sujeto a muchos peligros. Un cultura altamente especulativa que todavía cala hondo en muchos compatriotas y las incipientes formas de regulación que carecen de la fortaleza suficiente para evitar distorsiones profundas en el sistema, se constituyen a corto plazo en los problemas mas relevantes a resolver.

Además, como todo sistema alternativo, la modalidad del trueque se contrapone a los intereses políticos – económicos que sustentan al régimen decadente que nos gobierna, por cuanto los líderes que motorizan este tipo de actividades, deberán estar sumamente atentos a las estrategias de distorsión y de destrucción que desde allí se promuevan.

            Una nueva luz de esperanza se enciende en nuestro país. Contribuyamos a alimentarla y a fortalecerla desde todos los sectores que pretendemos una patria digna, autosuficiente y soberana.

        

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESCORTS SENSUALES - ESCORTS MUJERES - ESCORTS TRAVIESAS - ESCORTS MASAJISTAS - ESCORTS HOMBRES - ESCORTS MADURAS - ESCORTS FANTASIAS - ESCORTS RUBRO 59 - ESCORTS NIVEL VIP - SEXO EN BUENOS AIRES - ESCORTS FIESTERAS - ESCORTS SHEMALES

Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos