Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales
Contáctenos

 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

 
 
 

 

 

 

La Argentina y su autopista de las mentiras

“Los  peligros que atacan la seguridad interior del país no interesan menos al Estado que los riesgos exteriores de un enemigo poderoso: el orden público, la administración de justicia, el manejo de rentas reales, son los medios por donde dejando de ser un grupo de hombres que se destruirán mutuamente, formamos una sociedad estable y regular”

 Año 1809 – Mariano Moreno

Por Hugo Alberto de Pedro

Si queremos comprender la situación actual del país será imprescindible comenzar y terminar analizando como “las mentiras” han cortado vertical y horizontalmente toda la vida nacional en los últimos treinta años.

Después de la recuperación de la democracia en 1973, con el reintento peronista de Héctor Cámpora, el verdadero actor -primero desde el exterior y luego en el territorio nacional- fue Juan Domingo Perón quién tomo el timón de los destinos de la patria ya con su condición de ancianidad y cansancio político. Sus antiguas políticas nacionales y populares, las buenas y las malas, no eran posibles ser llevadas adelante con el entorno que supo conseguir. Ése que después de su fallecimiento y con la incapacidad de María Estela Martínez entronizó a lo peor del partido de los descamisados en el gobierno, iniciando el camino de la represión, persecución y asesinatos. Período en el cual muchos de los dirigentes de hoy tuvieron participación y sus primeras participaciones en la política.

A partir de la Dictadura Militar y Genocida a la que le armaron el escenario aún antes de marzo de 1976, no solamente se avanzó en el terrorismo de estado –aún presente desgraciadamente- que destruyo a miles de familias sino que diseño el modelo liberal dependiente que año tras año se fue mejorando en perversidad y retroceso manifiesto.

Con la vuelta de la democracia que colocó al radicalismo en el gobierno en 1983 fueron renovadas las esperanzas que el campo popular tome el protagonismo en el diseño de un país diferente, pero la incapacidad y falta de coraje de Raúl Ricardo Alfonsín para realizar los cambios de fondo que una sociedad reclamaba a gritos terminaron en su ruina política y un país sumergido en la hiperinflación.

La llegada del más eficiente y funcional, además del mejor hipócrita político que dejó bien en claro como se puede ser empleado de los intereses extranacionales aún detrás de una careta nacionalista, hizo posible que la ya desgastada participación ciudadana desaparezca totalmente para dar paso a diez años de pactos, arreglos, contubernios y descalificaciones de la mano de Carlos Saúl Menem a partir de 1989. Así la clase política permitía reelecciones del poder ejecutivo, no sólo a nivel nacional sino en varias provincias, que permitieron cerrar cualquier camino a nuevos espacios políticos o bien de dirigentes nacidos en períodos democráticos.

Con renovadas fuerzas y esperanzas en 1999 la dupla de Fernando de la Rúa y Carlos Álvarez, en representación de una alianza supuestamente muy fuerte, demostró que la huída se instauraba como práctica habitual de la política ante la incapacidad de dar respuesta a los acuciantes problemas nacionales. Seguir en los caminos iniciados veintitrés años atrás fue la conducta de ese gobierno, que profundizó la dependencia y la falta de respuesta a millones de argentinos que caían en la telaraña de la pobreza e indigencia impuesta desde el poder, y otros que cayeron por las balas de las fuerzas de seguridad de la misma forma que sucedió días atrás.

Siguiendo los caminos de los pactos y arreglos de trastienda, y en medio de un asqueado reclamo popular que por desarticulado no pudo llegar al final de su cometido, se convierte en los primeros días del 2002 Eduardo Duhalde en el nuevo ejecutor de decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia. Como lo demostró en su paso por la gobernación bonaerense, como presidente supo rodearse de lo peor del mercado político tanto de ministros como de secretarios y subsecretarios de estado todos responsables y partícipes de anteriores gestiones de gobierno. Nada nuevo bajo el sol, las mismas sombras de siempre aunque en ésta oportunidad en un frente justicialista, radical, frepasista y de derechas continúan el sendero de la destrucción nacional.

Ahora nuevamente están preparando sus “fuerzas democráticas” para volver al poder los antiguos de siempre: Menem, de la Sota, Reutemann, Duhalde, Rodríguez Saá, Kirchner, Romero, Terragno y López Murphy. Del otro lado, los nuevos, intentan cautivar voluntades solamente desde la mediatización política con Carrió y Zamora, como caras visibles, dando vueltas por canales de televisión, radios y periódicos, no buscando y encontrando el camino de la calle como base de la participación junto a un electorado que reclama nuevas opciones. Debemos en consecuencia exigirles a éstos, no a los otros que les exigen desde afuera, un compromiso real y efectivo para cambiar de raíz los problemas endémicos, caso contrario estaremos frente a una renovada decepción. Los tiempos serán marcados por los dueños del poder que llamarán a elecciones conforme a sus conveniencias y oportunidades para seguir consolidando un sistema y perfeccionando un modelo que hace aguas por todos lados.

La definición no es tan difícil de prever, las mentiras de ayer junto a las renovadas esperanzas mendaces de hoy pueden llevarnos nuevamente a un fracaso. El incremento, que se viene por derecha, de los medios de comunicación en instaurar la represión, el autoritarismo, el terrorismo estatal y el control sobre los actores sociales está a la vista y solamente un distraído no puede percibirlo. En ésta oportunidad ponen todas sus armas sobre la mesa, con la idea de enfrentar nuevamente a ciudadanos contra ciudadanos y a pobres contra pobres.

Muchos sabemos que un país diferente es posible. Desde nuestro compromiso, participación, militancia, movilización, resistencia y lucha tenemos la obligación de construir los caminos del y hacia el cambio. Todo lo demás será simplemente la reedición de la autopista de las mentiras. 

30 de junio del 2002

Hugo Alberto de Pedro

Buenos Aires – Argentina

 

Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos

 

 

 

ESCORTS SENSUALES - ESCORTS MUJERES - ESCORTS TRAVIESAS - ESCORTS MASAJISTAS - ESCORTS HOMBRES - ESCORTS MADURAS - ESCORTS FANTASIAS - ESCORTS RUBRO 59 - ESCORTS NIVEL VIP - SEXO EN BUENOS AIRES - ESCORTS FIESTERAS - ESCORTS SHEMALES