Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales

Contáctenos


 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

izquierdo
 
 
cuerpo

Washington DC: Hacia la lucha contra los Goliats de la globalización neoliberal (I)
Washington Post, 5 de Septiembre 2001
Por Manny Fernandez
Traducido del inglés por La Haine


Dave Zirin y Pete Capano no se conocen pero comparten una lucha común. Zirin ha estado organizando reuniones con sus vecinos hispanos de la comuna de Mount Pleasant en Washington, hablándoles sobre la lucha contra los Goliats de la
globalización, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Capano está haciendo correr la voz sobre las dos instituciones en Lynn, Mass., y organizando una caravana de
autobuses hacia Washington con compañeros del sindicato deseosos de decirles cuatro cosas (darles un sermón) a los banqueros del mundo.

Zirin tiene 27 años y es un maestro de EGB en una escuela pública de D.C. que se ha tomado un año sabático para dedicar mas tiempo a la lucha contra el capitalismo global. Capano tiene 43 años y es mecánico de aire acondicionado en una planta de General Electric Co. de Lynn. Participó en el viaje de 12 horas a Quebec en Abril para protestar en la cumbre de los lideres del comercio mundial y se convirtió en una acción familiar - su hija de 16 años marcho junto con él. "Antes éramos un grupo de viejos sindicalistas tratando de salvar sus puestos de trabajo, pero ahora se ha convertido en algo más" dijo Capano. "En la forma en que se hace hoy es como convertirse en un solo gran movimiento contra la globalización."

Zirin y Capano son solo dos caras de una población que no admite categorias - los manifestantes anti-globalization . Mientras la diferencia entre el rico y el pobre se agranda en el país y en el mundo, la variedad racial, económica y de edad de los manifestantes ha aumentado. No existe un estereotipo de luchador antiglobalización.

Cientos de miles -nadie sabe cuantos- intentarán convertir a fin de mes a la capital del país en un crisol de contestación para demostrar su oposición al FMI y el Banco Mundial durante sus reuniones anuales. Los temas que encienden la mecha en estas reuniones sobre las políticas de préstamo de dos instituciones financieras internacionales, de las que los organizadores dicen estrangulan a los países del tercer mundo con la deuda y
benefician a las corporaciones multinacionales a costa de los pobres y el medio ambiente.

El movimiento internacional para cambiar esas políticas ha crecido en tamaño, sofisticación y diversidad, construyendo su fortaleza con la incorporación de sindicalistas, religiosos, ecologistas, estudiantes de secundaria y universidad, activistas de izquierdas, dirigentes barriales y anarquistas.

"Esta es la primera etapa de una revolución mundial" dijo Kevin Danaher, cofundador de Global Exchange, un grupo de vanguardia con base en San Francisco - "Es una revolución de valores, que cambia los valores del dinero por los de la vida." Los manifestantes se acercan por varias razones, Algunos han pasado la vida en el activismo social, protestando contra la guerra de Vietnam en los 60 y contra el apartheid en Sudáfrica en los 80.
Muchos activistas nuevos se han conmovido por algo que han leído e investigado. Lo que los une es la sensación de que algo anda mal y que se puede rastrear hasta llegar directa o indirectamente a organizaciones internacionales como el FMI, el Banco Mundial o la Organización Mundial del Comercio.

Dice Danaher: "Existen dos visiones mundiales básicas: ellos consideran que deben subordinarse la sociedad y la naturaleza a la economía. Y nosotros decimos, subordinemos la economía a la sociedad y a la naturaleza. Es comprensible que los banqueros tengan problemas en entender estos conceptos."

El FMI y el Banco Mundial no están de acuerdo con estos argumentos. Los funcionarios dicen que las caracterizaciones de los manifestantes son "groseramente incorrectas" y señalan a los programas que suministran billones de dólares en "ayuda" a la deuda de los países más pobres como una de las muchas maneras en las que ellos "colaboran para reducir la pobreza".

Los argumentos de los manifestantes han formado un movimiento que tiene una jerga y una cultura propia. Los activistas hacen bromas y escriben consignas. Internet les sirve como tablero de anuncios, teléfono y recaudación puerta a puerta. Publican anuncios de los manifiestos de e-mail sobre hacia donde se dirige o no se dirige el movimiento. Son disidentes estudiosos, que no hablan del Hombre o del Sistema, sino de la Economía.
Prácticamente todos conocen los nombres del director general del FMI y del presidente del Banco Mundial, y unos cuantos pueden escribir ensayos sobre el efecto de la utilización de las comisiones de los usuarios en la salud primaria en Tanzania.
Muchos lo han hecho.

Nathan Wyeth, 16 años, últimamente ha estado muy ocupado con las llamadas a compañeros estudiantes activistas y las organizaciones e reuniones. Dice que es más fácil hacerlo en el verano, cuando no tiene que estudiar. Wyeth es un alumno de 2º
de BUP en St. Albans School, un instituto para varones del noroeste de Washington y es coordinador nacional del brazo estudiantil del Club Sierra.

"Estas normas se escriben para la nueva economía global, y los acuerdos comerciales tienen como centro los intereses de las corporaciones y se escriben para facilitar el movimiento del dinero y el negocio de las empresas", dice Wyeth, quien se involucró después de desarrollar un interés en temas ecológicos hace dos años. Cuando la Coalición Estudiantil Sierra organizó una excursión a las manifestaciones de Quebec, su madre le dijo la única forma en que él iba a poder ir es si ella iba con él.
Acepto su oferta y estaba de regreso en clase el lunes siguiente. Jen Cohn, 24, combina sus tareas escolares y la organización de forma similar. Cohn estudia medicina en la
Universidad de Pennsylvania y está ayudando a montar una tienda de primeros auxilios para los manifestantes que puedan sufrir deshidratación o puedan ser heridos en enfrentamientos con la policía.

"La utilización de armas químicas - cualquier arma policial, sea gas lacrimógeno o balas de goma -- es un tema de salud publica y así debería considerarse " dice Cohn, quien ha trabajado varios años con la comunidad de afectados de HIV/AIDS .

Cohn viajó a Washington en Abril de 2000 para manifestarse en la primera gran batalla que tuvo lugar en la ciudad contra el capitalismo mundial, la manifestación del 16 A llamada así por ser el día principal de la manifestación. Dice que un policía le
echó spray de pimienta. "Un médico vino y me enjuagó los ojos" y agrega que estaba agradecida por la ayuda de alguien que no volvió a ver nunca más.

Daniel Holstein, 26, es un camarero de Washington que da conferencias a sus compañeros sobre los riesgos de la teoría del mercado libre. Holstein, un organizador de la Movilización para la Justicia Global, una de las principales coaliciones de protesta, ha participado en manifestaciones en el Hospital General de DC y la comisión que patrocina los debates presidenciales. Resume su filosofía: "La vida no consiste en pasarse buscando dinero eternamente. Punto."

(Indymedia DC)

 

 

Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos