Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales

Contáctenos


 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

izquierdo
 
 
cuerpo

 

Conferencia contra el Racismo, conclusiones

 

1) 
El proceso preparatorio de esta III Conferencia  contra el racismo muestra claramente el escaso  involucramiento de los sistemas de información a  escala mundial. En efecto, sólo en los últimos  tres meses algunos periódicos de gran tirada de  España, Francia y Estados Unidos, y las cadenas  internacionales de televisión satelital, como la  CNN, han comenzado a mencionar a este evento  antiracista, insistiendo sobre todo los puntos  polémicos relacionados con las compensaciones,  el sionismo y la anuncios de la administración  Bush de boycotear la Conferencia.

Esta "falta de interés" de la media no es  gratuita pues es conocido que, en última  instancia, las agendas informativas de los  medios están condicionadas por los intereses de  los grupos propietarios de los mismos. Y las  élites dirigentes, ciertamente, no están muy  interesadas en ventilar y profundizar en los  puntos sensibles, pasados y presentes, que ha  tocado esta Conferencia y que involucran a las  ex potencias, que se beneficiaron del  colonialismo, la trata de esclavos y el  esclavismo, y que hoy son las que obtienen los 
mayores réditos de una globalización neoliberal  sesgada y excluyente.

Actualmente asistimos a un proceso de  concentración monopólico en el ámbito de la  comunicación, que garantiza la hegemonía  ideológica del orden neoliberal. Las voces  discrepantes al "orden unipolar" reciben escasas  o nulas posibilidades de expresión, y cada vez  se va imponiendo el llamado "pensamiento único". 
La consecuencia más grave de este hegemonismo  informacional es el desconocimiento de la  diversidad cultural y lingüística del mundo. 

Los medios públicos y comunitarios pierden  terreno y, en este marco, la información se  convierte en mercancía, dejando de cumplir su  finalidad social y pública.

En muchos medios, todavía están muy arraigados  los prejuicios, las imágenes y un lenguaje de  tipo racista. Es muy frecuente que ciertos  periódicos europeos, para referirse a los  emigrantes, utilicen términos como "oleadas",  "avalancha", "clandestinos", "ilegales" con lo  cual no hacen sino predisponer al público contra 
los emigrantes, y fomentar actitudes de  xenofobia. 
En América Latina todavía muchos medios utilizan  términos racistas como "viernes negro", "suerte  negra", etc. en tanto que las imágenes que  colocan en sus páginas corresponden al mundo  blanco y occidental, que en nada se asemeja con  la pluralidad de pueblos mestizos, afros,  indígenas, etc. que vivimos en la región.

En el campo de las nuevas tecnologías de la  información y la comunicación, la brecha entre  los enchufados y desenchufados a las redes  electrónicas, no deja de crecer, y va de la mano  con el incremento de las brechas sociales que  concentran el poder, la riqueza, la información  y el conocimiento en cada vez menos manos.

En este contexto, ALAI plantea que la  construcción de democracias libres de racismo,  discriminación, xenofobia e intolerancia,  depende de la puesta en vigencia del derecho a  la comunicación, que garantice su ejercicio  pleno a los grupos discriminados.

Es indispensable la adopción de éticas de  diversidad y pluralismo y una profunda  democratización de los medios y sistemas de  comunicación, basados en el reconocimiento y  cumplimiento de su función social, actualmente  restringido por las concepciones tecnócratas y  mercantiles que predominan en ellos.

Desde esta perspectiva, ALAI plantea que la III  Conferencia contra el racismo debe:

* Urgir a los medios y sistemas de comunicación  a reafirmar principios democráticos, éticos y su  función social de formadores de opinión y  adoptar un marco ético universal, basados en la  pluralidad y diversidad. 

* Que haga un llamado urgente a la  democratización del conjunto de sistemas y  medios de comunicación, garantizando el acceso  al conocimiento y a los bienes comunicacionales  del conjunto de la ciudadanía y especialmente de  los pueblos y sectores discriminados. 

* Que llame en forma específica a los medios,  para que posibiliten la expresión  de las víctimas del racismo, la discriminación racial, la xenofobia, en forma  especial a los pueblos afro descendientes e indígenas, a los emigrantes, pueblo  Rom y otras culturas y sectores. 

* Urgir a los medios, sistemas de comunicación y a la industria publicitaria y  del turismo a que cese la utilización de imágenes de mujeres de pueblos  discriminados y el uso de estereotipos basados en las identidades, símbolos,  idiomas, costumbres, tradiciones y vestimentas y la explotación de las  culturas. 


* Que respalde y llame a la conformación de instancias ciudadanas de monitoreo  de los contenidos, imágenes, voces, etc. difundidas a través de los medios y la  Internet y que, igualmente, vigile los avances logrados en la erradicación de  todas las formas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia. 

* Que llame al sistema de Naciones Unidas a respaldar y financiar iniciativas  ciudadanas orientadas a poner a las nuevas tecnologías de la información y la  comunicación al servicio de la causa racista, anti discriminatoria, anti xenofóbica, y a favor de la diversidad de una sociedad pluralista. 

* Que inste a la UNESCO a que desarrolle programas de sensibilización y  capacitación sobre los temas del racismo, la xenofobia y de todas las formas de  discriminación racial, para las mujeres y hombres que trabajan en los medios y  sistemas de comunicación  y otros profesionales del campo social y  cultural, y que ponga en marcha programas de  acceso y utilización de las NTIC por parte de  los jóvenes, especialmente de los pueblos y  poblaciones discriminadas.

* Que haga un llamado al Consejo Económico y  Social de las Naciones Unidas, para promover la  creación de un fondo proveniente de las  ganancias obtenidas por las empresas privadas  por la venta de equipos y servicios relacionados  con las NTIC destinado a fomentar el acceso de  las mismas a los pueblos y poblaciones con  desventajas sociales, económicas, culturales o  geográficas.

2)

Conferencia Mundial contra Racismo: Una Conferencia sin Estados Unidos 
Eduardo Tamayo G. 
Durban 

Tras cuatro días de tenaces discusiones, Estados Unidos anunció  que se retira de la Conferencia mundial contra el racismo porque,  "pese a los extraordinarios esfuerzos del gobierno ha resultado  imposible para la delegación norteamericana participar en esta  conferencia", anunció el senador de alto rango, High Ranking, de la  cámara de representantes. 

"Aquellos que han tenido como objetivo 'secuestrar' a esta  Conferencia para sus propósitos propagandísticos han  desmostrado, en el transcurso de este día, mucha rigidez para  comprometerse en ningún sentido razonable, lo que significa que  una Conferencia que tenía tan grandes esperanzas y prometía  tanto históricamente, para comenzar el milenio con un  compromiso global, para combatir la discriminación en sus 
muchas y horribles es formas, han sido víctimas de sus propias  prácticas discriminatorias", manifestó Ranking. 

La defensa de Israel, que ha recibido duras críticas en ese evento  mundial, por la ocupación militar de los territorios palestinos es el  principal motivo del retiro de la delegación de Estados Unidos. "La  Conferencia, que debía ocuparse globalmente del tema de las  discriminaciones se ha concentrado patológicamente en una  única particular controvesia. Nosotros hemos intentado en esta y  en las reuniones preparatorias de Ginebra situar a la Conferencia  en su propia perspectiva", dijo el senador. 

Compensaciones 

La mayoría de los países africanos y los afrodescendientes de las  Américas insisten sobre la necesidad de que la Conferencia contra  el racismo haga un reconocimiento oficial de que el esclavismo  constituye un crimen contra la humanidad y que se debe adoptar  un mecanismo internacional de compensación, para las víctimas  del comercio de esclavos. 

Los países del Norte, que asisten a esta Conferencia con  delegaciones de nivel medio o bajo, todavía no han hecho un  pronunciamiento sobre el fondo y la forma que adoptoría la  cuestión de las reparaciones. El Reino Unido y los Países Bajos,  han hecho conocer sus puntos de vistas en los que reconocen que  el esclavismo ha sido una realidad abominable y que sus países  lamentan este período de la historia, por lo que estarían dispuestos  a presentar sus excusas. 

Francia ha ido mucho más allá, ya que fue el primer país  occidental que reconoció, mediante ley adoptada el 10 de mayo  pasado, que "el esclavismo y la trata de esclavos son un crimen  contra la humanidad". Sin embargo, aún no ha encontrado la  manera de presentar sus excusas y pagar las reparaciones. 

La posición occidental está muy lejos de satisfacer a los africanos. 

El vicepresidente de Zambia, Enoch P. Kavindele, a nombre de la  Organización de la Unidad Africana, planteó la creación de un  fondo internacional de reparaciones para proveer recursos  destinados al desarrollo del Africa, el continente más pobre del  mundo. 

"Es preciso recordar al esclavismo no sólo como una terrible  tragedia sino también como un mal, que ha privado durante siglos  a la Africa de sus recursos humanos y naturales. Debemos  aceptar el hecho de que los recursos saqueados durante siglos  han entrabado hasta hoy su desarrollo. La Conferencia de Berlín 
de 1886, que decidió la partición de Africa, basa su autoridad  moral en el hecho de que las poblaciones que vivían en el Africa  eran demasiado inferiores como para ser consultadas en el  momento en que se tomaban las decisiones sobre el trazado de  las fronteras arbitrarias y la concesión de su tierra natal", señaló 
Kavindele. 

El mentalizador de las reparaciones fue el nigeriano Moshood  Abiola, quien en una Conferencia organizada en 1990 en Lagos,  propuso una cifra de 25 mil millones de dólares como  compensación por las injusticias del pasado y que una parte de  esta cantidad sea pagada bajo la forma de la anulación de la  deuda externa. 

Pueblos indígenas 

Los representantes indígenas que asisten a esta Conferencia no  están de acuerdo que se trate colocar un párrafo (el 27 del  Proyecto de Declaración) en el sentido de poner una serie de  reparos y aclaraciones sobre el uso del "término pueblos  indígenas". En el trabajo de lobby, los indígenas se reunieron con  el vicepresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, pero sin mayores  resultados. 

Los indígenas planean hacer una movilizacion para presionar por  sus demandas. En el uso del término "pueblos indígenas", que ya  está empleado en varios convenios del sistema de Naciones y  constituciones nacionales, no están dispuestos a dar pie atrás. 

Los "dalits" 

Son 260 millones. Viven en la India y en el Sur de Asia. Se los  llama "dalits" o también "los intocables". Ocupan los últimos  lugares en el sistema de castas, son los más pobres y humillados. 
Realizan los trabajan más humillantes como recoger basura y  limpiar los excrementos con las manos. 

Una delegación de 200 "dalits" se muestra muy activa en esta  Conferencia y ha recibido el apoyo del Foro de las ONGs, en tanto  que la prensa local le ha dado amplia cobertura. Plantean que las  castas, como la peor forma de discriminación, sea incluida en los  documentos de la Conferencia. Pero la delegación oficial de la 
India no está dispuesta a ceder. "Nosotros estamos firmemente  convencidos de que la cuestión de las castas no es una cuestión  que debe ser discutida en esta Conferencia", señaló Omar  Abdullah, ministro de asuntos extranjeros de la India. 

Las "mujeres musulmanas" 

Los países árabes propusieron que la Conferencia contra el  racismo deplore los intentos, observados en ciertos países  occidentales, de obligar a las mujeres, que pertenecen a la minoría  musulmana, a renunciar a su identidad cultural o religiosa. 

La Unión Europea, Estados Unidos y Canadá se oponen a que el  evento anti-racista reconozca esta realidad y plantean que se  suprima incluso toda mención a "occidente". Igual postura  mantienen con respecto a sus responsabilidades con las  injusticias del pasado (esclavismo y colonialismo) y la mención a  las formas actuales de esclavitud. 

Tampoco quieren que se hable de la "necesidad de la participación  de todos los grupos y países en la formulación de un orden justo,  equitativo y democrático y no excluyente", que contribuya a un  mundo libre de racismo,como plantean los países asiáticos.

Fuente:  Servicio de Informacion de ALAI,
América Latina.

Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos