Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales

Contáctenos


 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

izquierdo
 
 
cuerpo
Manifestación en Madrid el 2 de diciembre de 2001

Contra la globalización capitalista

Manifiesto

Nunca en la historia de la humanidad se había alcanzado, como en la época en que vivimos, la capacidad de producir tal cantidad de riqueza, de bienes y servicios con los cuales satisfacer las necesidades vitales de todos los seres humanos.

Sin embargo, paradójicamente, nunca como ahora, el sistema económico imperante, el capitalismo global, condena al hambre, a la enfermedad, a la pobreza, a la exclusión, a la desesperanza y a la muerte a tantos millones de seres humanos. En el llamado Tercer Mundo y de manera creciente en los países más desarrollados. El desorden universal se agrava en todos los ordenes y, de nuevo, la guerra imperialista se abate sobre un país atrasado, en el caso de Afganistán para destruir sus ruinas. El neoliberalismo globalizador ha desmontado los débiles mecanismos que la sociedad tenía para controlar el curso de la economía y la utilización de los recursos productivos, amenazando las leyes ciegas del mercado con generar una catástrofe social y ecológica. La implantación del euro como moneda unica representa la culminación de un proyecto neoliberal de Europa, en el marco del cual cobra fuerza la presión para degradar los derechos laborales y sociales y debilitar la capacidad negociadora de los trabajadores. Las reformas laborales han supuesto la desregulación del mercado laboral, la precariedad extrema del empleo y los despidos indiscriminados. Las políticas económicas conducen a la reducción drástica del gasto social, al desmantelamiento de los sistemas públicos de protección social (pensiones, desempleo,...) y la liquidación de las empresas públicas, con el resultado de un trasvase ingente de renta desde los salarios al excedente empresarial y el traspaso de los medios de producción públicos a manos privadas. El beneficiario de todo ello ha sido el capital en su conjunto y, en especial, a través de los procesos de concentración y fusiones, las multinacionales, la Banca y de las grandes empresas de comunicación, energía, etc., que han obtenido recursos para competir en un mercado mundializado, garantizándose posiciones hegemónicas en los distintos países y sectores. Desde el G7/8, la OMC, el Banco Mundial y el FMI, pasando por las Instituciones de la Unión Europea y el BCE, hasta los gobiernos europeos y las fuerzas políticas y sociales que los sostienen, todas estas instancias respaldan sistemática y firmemente las políticas que desarrollan esos objetivos. El Gobierno español, en particular, ha aplicado con gran dureza las recetas neoliberales que impone la globalización capitalista -"decretazo", pensiones, privatizaciones, caída de la protección al paro, contrarreformas fiscales-, y, pretende reforzarlas con el Presupuesto del 2002, el cual, además, hace caso omiso de la crisis económica. Con una recesión económica a escala la mundial, cuya duración es imprevisible y su gravedad inocultable, el paro crecerá masivamente y el despido amenazará a millones de personas. En Qatar, entre los pasados 9 al 13 de noviembre, en la reunión de la OMC se han acordado mecanismos de coacción para imponer la privatización general de los servicios públicos, como el transporte, la enseñanza y la sanidad, y su conversión en mercancías. Durante el primer semestre del 2002, en que el Gobierno español presidirá la UE, se celebrarán sendas cumbres en Barcelona (marzo) y Sevilla (junio), donde se pretende aplicar medidas que van en la misma dirección: privatización de los servicios, desregulación del mercado de trabajo y más recortes sociales. En los próximos tiempos, pues, las políticas antisociales van a recibir nuevos impulsos. Estas políticas sólo pueden impedirse con la movilización social de la clase trabajadora y de la sociedad en su conjunto. Hay que crear las condiciones para una huelga general, como respuesta oportuna y proporcionada a la intensidad de la ofensiva y la amplitud de los sectores sociales afectados. Otro mundo es posible Frente al curso destructivo del orden capitalista internacional, se observan luchas, resistencias y movilizaciones cada vez más amplias en distintos puntos del planeta. En este sentido, entendemos que el movimiento "antiglobalización" debe unir las luchas laborales con las de otros colectivos sociales, desarrollando e impulsando un nuevo internacionalismo que permita transformar el sistema para extender el bienestar y fortalecer los derechos políticos y sociales de todos los pueblos. Por ello, los trabajador@s contra la globalización capitalista convocan al conjunto de las fuerzas políticas y sindicales, a las organizaciones sociales y a los ciudadanos y ciudadanas a una manifestación Estatal en Madrid, el próximo domingo 2 de diciembre, en protesta por la desoladora situación internacional y la reivindicación de los siguientes puntos: Parar la guerra. Es hora de que se detenga esta nueva actuación barbara de los países imperialistas y de acometer la solución de los problemas que dan origen a tanta desesperación y tantos dramas humanos. Repartir la riqueza y la renta de una forma más justa. Ante la crisis económica y el paro amenazante, se impone la reducción de la jornada laboral y la fijación de las 35 horas por ley, en cómputo semanal y sin reducción salarial. Protección social plena. Eliminar la precariedad laboral. Por el derecho a un empleo digno y estable, que garantice la vida y la salud laboral. Abolición de las ETTs. Contra la privatización de los servicios públicos esenciales (como la sanidad, educación, universidad, seguridad social, cultura, los transportes y comunicaciones), y el desmantelamiento de las empresas públicas. Estas reivindicaciones debieran ser atendidas por los gobiernos. Son justas, son perentorias, son necesarias. Y estan al alcance de la mano si todos, jóvenes, mujeres, hombres, trabajador@s, pensionistas, nos comprometemos y movilizamos por ellas, haciendo oir muy alto que otro mundo es posible.

 
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos