Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales

Contáctenos


 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

izquierdo
 
 
Se publica tal cual fue recibido, incluyendo los errores de tipeo, no se modifica absolutamente nada

El caso de Ecuador nos anticipa lo que puede pasar con Argentina.

Amirica Latina hacia la dolarizacisn, 12 de marzo del 2001, por Pascual Serrano.

Los planes de EEUU para imponer el billete verde en todo el mundo

Amirica Latina se enfrenta a una ofensiva colonizadora sin precedentes que esta pasando desapercibida en Europa, la dolarizacisn de la economma de todo el continente, es decir, la sustitucisn de la moneda nacional por el dslar estadounidense. Si ya la autonomma polmtica de los pamses latinoamericanos esta seriamente limitada por su dependencia de la economma liberal vma norteamericana, la dolarizacisn supondra el fin de la soberanma de estos pamses que se veran convertidos en definitivas colonias del vecino del Norte. En EE.UU. un proyecto de ley, la Ley para la Estabilidad Monetaria Internacional (IMSA), presentado por el senador por Florida y presidente del Comiti de Asuntos Econsmicos, el ultraconservador Connie Mack, define la estrategia y las condiciones para implantar la dolarizacisn en el continente.

Los gobiernos latinoamericanos que acepten este engendro, se convertirman en gobernadores provinciales de segunda categorma, el papel del Estado en dichas econommas no se reducirma sino que se eliminarma y los pamses se volverman lo mismo que dejaron de ser hace muchos aqos, colonias. Y, precisamente, esa es la verdadera intencisn de este Proyecto de Ley: la colonizacisn monetaria de Amirica Latina y mas tarde la completa anexisn a Estados Unidos. En palabras bien sencillas, todas las ideas de Simsn Bolmvar y Josi Martm volarman en pedazos y la palabra soberanma practicamente se excluirma del diccionario de esos pamses.

A Panama que adopts esta medida en 1904, se han unido recientemente Ecuador -24 de marzo del 2000- y El Salvador, el pasado 1 de enero. Argentina se encuentra desde 1991 en una situacisn intermedia tras la Ley de Convertibilidad que establece un cambio invariable de uno a uno entre su moneda y el dslar. El ex presidente Carlos Menem se encuentra en plena campaqa para implantar la dolarizacisn. El Congreso de Guatemala ha aprobado una ley que permitira a partir del prsximo mes de mayo, la libre circulacisn y el pago de sueldos en dslares. En Costa Rica, el presidente del Banco Central, Eduardo Lizano, insiste en la posibilidad de hacer oficial la dolarizacisn. De todas las situaciones, probablemente Ecuador nos aporte la experiencia mas interesante al cumplirse un aqo de esta medida econsmica. El anuncio de la dolarizacisn de Ecuador lo hizo el entonces presidente Jamil Mahuad el 9 de enero del pasado aqo en medio de una fuerte crisis econsmica, polmtica y social, y presionado por los empresarios de la ciudad porturaria de Guayaquil, pero con la oposicisn del presidente del Banco Central, Pablo Better. El anuncio de Mahuad desencadens el aumento de las movilizaciones sociales y el 21 de enero del 2000 organizaciones indmgenas apoyadas por oficiales progresistas de las Fuerzas Armadas tomaron el Congreso, provocaron la camda de Mahuad e intentaron instaurar un gobierno popular. Pero horas mas tarde, y con la participacisn de la embajada norteamericana, los mandos militares dieron un golpe de estado a favor del vicepresidente Gustavo Noboa, quien asumis el poder el 22 de enero y confirms la dolarizacisn. El Banco Central cambis hasta septiembre de ese aqo todos los sucres en circulacisn por dslares procedentes de sus reservas, a una cotizacisn de 25.000 sucres por dslar cuando hacma un aqo estaba a 7.000 sucres. La situacisn de los ecuatorianos era desesperada. A lo largo de 1999 la pobreza habma aumentado del 38 al 44 %, la inflacisn alcanzs un 60 %, el paro asciende al 50 %, el salario real ha disminuido en un 20 %, los niqos escolarizados entre 6 y 15 aqos han descendido de un 50 % a un 4 %. La moneda, el sucre, bajs su valor dos tercios y la dolarizacisn ha tirado por los suelos el valor del salario real. Un tercio de la poblacisn no tiene acceso al agua potable y mas del 40 % no dispone de condiciones de higiene ni de servicios de salud mmnimos.
?A qui se debma esa situacisn en un pams como Ecuador, miembro de la OPEP y rico en recursos naturales?.
El origen se remonta a 1983, cuando el FMI obligs al gobierno de Ecuador a hacerse cargo de las deudas privadas que la clase dirigente de Ecuador tenma con bancos extranjeros. Para esta operacisn de rescate de entidades financieras estadounidenses y ecuatorianas, Ecuador pidis un pristamo de 1.500 millones de dslares. Para que pudiera devolverlo, el FMI exigis un aumento de precios de la electricidad y de otros bienes de primera necesidad. Y cuando el dinero procedente de esa vma no fue suficiente, llegs un nuevo plan de asistencia condicionado a la eliminacisn de 120.000 puestos de trabajo.
Ante la nueva crisis provocada, el gobierno de Noboa recurre, una vez mas, al FMI y al BM, los cuales recetan una nueva dosis de la misma medicina. Acceden a conceder un nuevo pristamo denominado Stab-by Arrangement al gobierno ecuatoriano en marzo del 2000 a cambio de la dolarizacisn y de la aprobacisn de un plan de reformas sociales y econsmicas. Se trataba de un pristamo cuyo znico objetivo era garantizar el pago de Ecuador a diferentes acreedores, en absoluto iba a mejorar las condiciones de los ecuatorianos. Las condiciones a cumplir por el gobierno ecuatoriano para acceder a los pristamos de estas instituciones internacionales se reflejaron en diferentes modificaciones y enmiendas a la Ley para la Transformacisn Econsmica. Entre ellas, la dolarizacisn, es decir, la cesisn en materia de polmtica monetaria y financiera ecuatoriana a la Reserva Federal Norteamericana mediante el cambio de 25.000 sucres por dslar, en 18 meses los haberes en sucre disminuyen su valor en un 70 %. La "receta" del BM y del FMI incluye ademas la liberalizacisn de las formas de contratacisn, supresisn de 26.000 puestos de empleo pzblico antes del 2002, establecimiento de medidas encaminadas a debilitar el poder negociador de los sindicatos, reduccisn de los niveles salariales con el objeto de que la economma resulte mas competitiva para atraer el desembarco de las multinacionales. En fin, la habitual "propuesta" de las instituciones econsmicas internacionales.
El saqueo de Ecuador continza. Las multinacionales se haran cargo de dos empresas pzblicas de telecomunicaciones, seis de provisisn energiticas y 18 empresas de distribucisn que seran privatizadas sin que el gobierno de Ecuador haya establecido ninguna media que asegure a los ciudadanos mas pobres el acceso a las telecomunicaciones y a los servicios elictricos. . Todo eso en un pams que desembolsa 160 millones de dslares al aqo en concepto de intereses devengados de deudas anteriores, una cifra mayor de la destins a salud en 1999. En 1998, la deuda externa de Ecuador equivalma al 66 % del PNB. En 1999, con la reduccisn de su PNB, la depreciacisn del sucre y la crisis bancaria, llegs al 90 % del PNB. Durante el 2000, el pago de intereses de la deuda externa alcanza los 1.200 millones de dslares. El creciente peso de la deuda caera directamente sobre los ciudadanos ecuatorianos por el aumento vertiginoso de los impuestos y los recortes en todos los servicios pzblicos. Todo ello en un pams en el que los zltimos cuatro presidentes estan encarcelados o han dimitido por corrupcisn. Pero veamos cual es la situacisn ahora, un aqo despuis de la dolarizacisn. Ecuador ha terminado el aqo 2000 con una inflacisn ricord en su historia, el 91 por ciento anual. Representantes de los partidos, de los movimientos sociales e incluso del mundo empresarial han hecho un balance negativo del primer aqo de dolarizacisn debido a que la actividad econsmica no se ha recuperado. El ex presidente de la Federacisn de Exportadores Luis Maldonado asegurs a la agencia de noticias IPS que el nuevo sistema sslo dispars la inflacisn, mantiene altas las tasas de interis y provoca recesisn. "Si la inflacisn no fue mayor es por la contraccisn del poder adquisitivo de los ecuatorianos, lo que no permitis que aumentara el consumo en los zltimos tres meses del aqo", dijo Maldonado. Sandro Coglitore, presidente de la Camara Nacional de Acuacultura, indics que estos doce meses de nuevo esquema monetario fueron "crmticos" para su sector, ya que la dolarizacisn rests competitividad a los exportadores. El Instituto Nacional de Estadmsticas y Censos justifics la alta inflacisn del 2000 a que, bajo un esquema dolarizado, los precios de bienes y servicios fueron ajustandose a las cotizaciones internacionales. Los pronssticos oficiales para el 2001 son poco alentadores. Segzn el Banco Central, la inflacisn se situara entre el 24 y el 31 por ciento. La situacisn social tambiin ha empeorado mas, si cabe, con la dolarizacisn. Mas de tres mil empresas han cerrado por quiebra, mas de 200.000 personas han perdido su empleo y otras 170.000 salieron del pams en bzsqueda de mejor suerte, un fensmeno que en Espaqa conocemos bien.
La situacisn hubiera podido ser peor de no haberse producido la subida del petrsleo (Ecuador exports 2.045 millones de dslares en el 2000) y gracias a los 1.200 millones de dslares que ingresaron los ecuatorianos del exterior.
Pero la peor de las consecuencias de la dolarizacisn es la pirdida de la soberanma econsmica y la capacidad de creacisn de mercados regionales entre los pamses latinos al margen de EE.UU. La dolarizacisn va a a facilitar un proceso de unificacisn econsmica y comercial con Estados Unidos como centro hegemsnico, que evitarma los mercado regionales y presionarma para desintegrar los existentes. La dolarizacisn conlleva a un  hundimiento azn mas grave de los pamses latinoamericanos y a entregar lo zltimo que nos queda de soberanos: la moneda. Muchos pamses veran desaparecer su banca central, lo que significara poner sus polmticas econsmicas en manos de la Reserva Federal de Estados Unidos. Por el momento, una buena parte de la clase media de Argentina, Ecuador y El Salvador han visto como sus ahorros en moneda nacional se han venido abajo. Mediante la dolarizacisn, e incluso con la convertibilidad, los gobiernos dejan de ser libres para emitir moneda o utilizar sus reservas. No existe otra forma de cubrir los dificits de balanza comercial ni del presupuesto nacional que no sea con pristamos del exterior, y mas ahora que ya esta terminando en casi todos los pamses el remate de casi todos los bienes del Estado. En un pams dolarizado o simplemente en situacisn de convertibilidad (cambio fijo con el dslar), al no poder operar con la tasa de cambio, el znico modo de hacer competitiva su economma es el salario, es decir, menos prestaciones sociales, menos salario y mas horas de trabajo.Pero, ademas, la dolarizacisn suele ir unida a fuertes medidas de ajuste impuestas por BM y el FMI.
Retomando el ejemplo de Ecuador, entre las 167 condiciones impuestas por el FMI para la concesisn de criditos encontramos la obligacisn el prsximo mes de julio de transferir la propiedad de su mayor sistema de suministro de agua a operadores extranjeros y conceder a Arco, filial de Bristish Petroleum, autorizacisn para construir su propio oleoducto a travis de los Andes. Despuis, el primero de noviembre, el gobierno de Ecuador tiene srdenes de subir el precio del gas domistico un 100 %, eliminar 26.000 puestos de trabajo y reducir en un 50 % los salarios de los trabajadores restantes en cuatro etapas a lo largo de pocos meses. Lo que Gregory Pallast, de la publicacisn The Guardian Weekly, ha llamado "un golpe de Estado financiero". La rebelisn de los indmgenas ecuatorianos ha logrado frenar, al menos por el momento, alguna de estas imposiciones. Las movilizaciones iniciadas el 21 de enero que paralizaron el pams durante diez dmas y que fueron duramente reprimidas por el gobierno, lograron arrancar al presidente Gustavo Noboa un acuerdo firmado el 7 de febrero. El documento, compuesto por 23 puntos y 4 transitorias, contempla, entre otras cosas, la revisisn parcial del paquete de medidas econsmicas dictadas a fines de aqo pasado. Asm, el gobierno accedis a reducir al 60 % el alza del 100 % del precio del envase de gas domistico, y a congelar por un aqo el precio de los combustibles. Acords reestructurar y capitalizar el Banco Nacional de Fomento para que pueda otorgar criditos a los pequeqos y medianos productores, tomar medidas mas enirgicas para recuperar las deudas de la banca estatal, brindar apoyo a los emigrantes dentro y fuera del pams y no involucrar a Ecuador en el Plan Colombia. Pero la dolarizacisn ya esta consumada. Los ciudadanos latinoamericanos tienen el reto de enfrentarse, una vez mas, a la enisima agresisn a su soberanma. A la colonizacisn cultural, la ocupacisn y agresisn militar y el engaqo polmtico se le suma ahora la pirdida de su moneda.

Pascual Serrano.

http://www.NuevasBases.org


 

 

 

 

 

 

Escorts


Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos